Cambiar la bañera por una columna de hidromasaje

Al momento de modernizar una sala de baño son muchos los que optan por cambiar la bañera y colocar una cabina o una ducha de hidromasaje. Pero más allá de una moda ¿sabes cuál es la que más te conviene? A continuación revisaremos algunas de las diferencias entre ambas para que al final puedas seleccionar la que más se adapte a tus requerimientos en cuanto a precio, espacio disponible,  beneficios que aportan y necesidades de mantenimiento. Esperamos que esta información te ayude a tomar la decisión correcta, la que resulte ideal para satisfacer tus gustos y se acople a tus condiciones, para que al final de todo el proceso de actualización quedes completamente feliz con el resultado.

Comparación entre bañera y columna de hidromasaje 

Para orientar la decisión a continuación detallamos algunos factores a tomar en cuenta al momento de optar por uno u otro.

Precio de los productos

Una de las preocupaciones más importantes que tenemos al momento de decidirnos por una u otra es el precio, ya que  generalmente pensamos que una columna de hidromasaje será muchísimo más costosa que una bañera. La verdad es que ambos elementos tienen individualmente  un coste aproximado.  Lo que encarece el trabajo es la necesidad de realizar obras y de desinstalar la bañera cuando ya tenemos una instalada en la sala de baño. Si lo que existe en el baño a actualizar es una ducha entonces se requerirán menos reformas por lo que será menos complicado y por lo tanto se abaratará el precio en el que deberás incurrir para la sustitución.

Pero aunque el factor precio pese en la decisión, este no será el único que debes considerar. Revisemos por tanto otras diferencias entre la bañera y la columna de hidromasaje.

Espacio requerido

El espacio del que dispongas en el cuarto de baño es un factor que tal vez sea bastante decisivo al momento de decidirte por una de las dos alternativas. Evidentemente la instalación de una bañera puede reducir mucho su tamaño  por el espacio que esta ocupa, en tanto que una ducha más bien liberará unos cuantos centímetros que pueden ser optimizados de una mejor manera. Una columna de hidromasaje puede  eliminar la sensación de ahogo y generar un ambiente visualmente más despejado, especialmente con las paredes de cristal con las que estas se suelen instalar, contribuyendo por tanto a la sensación de amplitud.

Si el baño es grande seguro el espacio no será tu mayor preocupación. Tal vez lo que si te haga dudar será saber si contarás con un área de suficientes dimensiones para disfrutar de un buen baño. En este caso  obviamente la bañera te ofrecerá un mayor espacio que el que tendrías en una cabina de ducha o en una columna de hidromasaje que son bastante más compactas.

Prestaciones

Los beneficios que ofrecen una y otra dependen en buena medida de las expectativas que tengas para la hora del baño. Si eres de los que disfrutas de darte un baño vigoroso con agua a presión en distintas partes de tu cuerpo para conseguir eliminar tensiones y quedar como nuevo, dentro de un lugar cerrado y muy compacto, la cabina de hidromasaje seguramente será lo indicado para ti. Si por el contrario disfrutas de los baños de espuma y sales y de pasar un buen rato sumergido en el agua para desconectar del ajetreo diario entonces con seguridad tu opción será una bañera.

Recuerda sin embargo que las cabinas de hidromasaje podrás colocarlas en cualquier baño, pues son compactas y ocupan un espacio reducido, en tanto que las bañeras necesitaran uno con bastantes metros y un diseño alargado para conseguir una solución que merezca la pena.

Mantenimiento y reparación

Algo que también debemos tomar en consideración al momento de tomar una decisión entre una y otra es el mantenimiento que requieren para tenerlas siempre funcionando correctamente y en caso de avería lograr una solución rápida sin mayores contratiempos o problemas.

En este punto debemos decir que la columna de hidromasajes se lleva todos los puntos, pues usualmente ante una avería es posible retirar la pieza dañada, repararla si tiene arreglo y si no pues sustituirla y listo, problema resuelto.  Por el contrario en el caso de una bañera cualquier problema supondrá en la mayoría de los casos la realización de algunas obras para solucionarlo y si la situación es más severa entonces será necesario retirar la existente, comprar una nueva e instalarla, lo que evidentemente se traducirá en un desembolso de dinero bastante alto.  Visto lo anterior y aunque es cierto que las bañeras suelen durar muchos años, si lo que buscas es mantener al fontanero alejado de tu casa,  la opción más recomendada pareciera ser la columna de hidromasaje, pues cuando se estropea tan solo tendrás que identificar cual es la parte dañada y sustituirla.

Consejos  finales

Decidir lo que mejor se ajusta al espacio con el que cuentas y lo que logre satisfacer de la manera más apropiada tus gustos y necesidades está en tus manos. Tan solo recuerda antes de salir a averiguar sobre los modelos y precios existentes en el mercado, que la instalación de una bañera es fenomenal si el cuarto de baño que tienes en casa es muy grande y si eres de los que te encanta relajarte sumergiéndote en el agua caliente durante un largo rato, aprovechando los beneficios de las sales aromáticas. Si por el contrario en tu hogar el área destinada al baño es reducida entonces lo mejor será optimizar el espacio y disfrutar las prestaciones que ofrece una columna de hidromasaje al permitirte tomar una ducha vigorosa y darte un masaje gracias a la acción de los chorros de agua sobre el cuerpo.

Un último consejo es que tomes en cuenta que las personas mayores a menudo encuentran dificultades para entrar y salir de la bañera, así que si tus padres o abuelos viven en casa contigo y comparten el baño, tal vez lo indicado sea colocar una placa de ducha o una columna de hidromasaje.

Como indicamos desde el principio toda la información de los párrafos anteriores tan solo pretende proporcionar elementos que puedan resultar útiles para decantarse por un producto u otro y que ayuden al momento de analizar los pros y contras que cada uno de ellos presenta, pero al final la decisión es tan solo tuya.